Tanto la estepa patagónica como el territorio trasandino era tierra de nómades: los tehuelches, que vivían de la caza del guanaco y venados.

Circuito Lacustre de Coyhaique

Los seis espejos de agua.

Los cordones patagónicos albergan grandes espejos de agua entre montañas que podemos admirar por un circuito asombroso. Un recorrido desde Coyhaique nos ubica en la geografía del lugar y sus encantos. La impronta dejada por volcanes y glaciares dio lugar a una sucesión de lagos y lagunas que se pueden recorrer desde la ciudad de Coyhaique, cruzando el río Simpson por el puente colgante se divisa la Piedra del Indio, debido a la forma que tomó la roca por la erosión del viento. A doce kilómetros se encuentra el Valle Simpson y el paraje de seis Lagunas.   

Lago Elizalde

 A pocos kilómetros del valle de seis Lagunas, siguiendo el Río León se llega al Lago Elizalde, imponente por sus vistas y rico en ofertas lacustres de pesca y náutica.  

Lago Atravesado, pureza cristalina

Desde la ciudad, por la Carretera Austral hacia el Sur, atravesando grandes extensiones de campos sembrados y ganado vacuno, se llega al pueblo con escuela, iglesia, alojamiento y lugar para aprovisionarse.   


Multimedia

Tanto la estepa patagónica como el territorio trasandino era tierra de nómades: los tehuelches, que vivían de la caza del guanaco y venados.

Imágenes

Resumen